Todos tenemos una historia

Cuando alguien conoce mi trabajo, o me conoce a mí, a menudo dicen cosas como «¡Por fin he encontrado lo que tanto buscaba!» o «¡Cuánto me identifico contigo!»… Y me alegra que sea así, por que yo también sé lo que es buscar y no encontrar, o sentirte un poco «bicho raro».

Así que a continuación te hablaré sobre la historia de éste proyecto y también de la mía propia, el cómo y el por qué he llegado hasta aquí.

La historia del proyecto

Como te habrá pasado a ti, durante años he aprendido mucho gracias a internet. O mejor dicho, gracias a personas que en algún momento decidieron compartir en la red sus conocimientos.

Este hecho hizo que en septiembre del 2013 decidiera crear un blog llamado «El taller de la inventiva» para devolverle a la comunidad ése favor que de alguna manera me había hecho, ésta vez compartiendo yo mis humildes conocimientos.

Después de escribir algunos artículos de texto y fotografías, se me ocurrió incluir un vídeo en la publicación, pero necesitaba subir el vídeo en una plataforma externa que después me permitiera insertarlo en mi blog.

Me decidí por YouTube, una plataforma con la que tenía un mínimo de experiencia (ya subí un vídeo en 2006, cuando YouTube sólo tenía unos meses de vida, sobre una fuente de pirotecnia casera que había hecho)

Al cabo de un tiempo, me di cuenta que los videotutoriales que publicaba en YouTube para después insertarlos en el blog los veía mucha más gente que el propio blog. Así que ahí me focalicé.

El canal cada vez tenía más suscriptores, agradecidos por haber aprendido con lo que les enseñaba, y muchos comentaban la claridad y sencillez con la que explicaba.

Parece que no sólo me encantaba aprender, si no que también se me daba bastante bien enseñar.

Aprendiendo forja en Toledo. 2016.

Continué creando videotutoriales al mismo tiempo que seguía aprendiendo y mejorando mis habilidades ya no sólo de artesanía, si no también de edición de vídeo, fotografía, grabación, y por supuesto de enseñanza.

Hasta que en el año 2018 entré en la Escuela de Herreros Ramón Recuero de Toledo como profesor de cursos presenciales de grabado en metal; una disciplina que ya dominaba y con la que tenía experiencia.

La formación presencial me permitió entender mejor el mundo de la enseñanza y también los puntos clave para adaptarla al mundo online.

Con alumnos en un curso presencial. 2019.

Fue en 2021 cuando decido dar ése salto y volcar toda mi experiencia ayudado por los conocimientos de creación de vídeo y enseñanza, creando cursos online completos de artesanía y manualidades, de la mejor calidad técnica y educativa posible, para que cualquiera pueda acceder a ésa información esté donde esté y aprenda a su ritmo, de forma sencilla, clara y cómoda.

Después de miles de horas de estudio y experimentación, y más de 270.000 personas que forma la comunidad internacional que rodea y apoya éste proyecto; sigo aprendiendo y trabajando por mejorar, enseñar, divertir, y ayudar a que personas como tu puedan hacer realidad sus sueños más creativos.

Obviamente éste sólo ha sido un brevísimo resumen del origen de éste proyecto de enseñanza, pero si te has quedado con ganas de más, a continuación te hablo un poquito sobre mi…

Mi propia historia

Soy de los que en un primer momento son reservados, serios y callados; de los que parecen demasiado maduros para su edad, o que saben mucho de muchas cosas. Y no lo digo yo. Es algo que me han dicho muchas veces y en parte sé que es así (y en otra parte no tanto). Pero al mismo tiempo los que me conocen de verdad saben que tengo bastante sentido del humor, y sí, soy serio y maduro cuando debo serlo, pero también soy feliz sacando el niño interior que intento mantener con vida.

¿Saber mucho de muchas cosas? No sé si mucho o poco, lo que sí conozco es ésa sensación de verte arrastrado por la curiosidad cuando algo te parece interesante. Y a mi me parece interesante prácticamente todo.

Pero al grano, mi historia. Aunque mi nombre artístico es Toga, me llamo Ricardo, y nací en Valencia (España) el 2 de mayo de 1991.

Ésa curiosidad de la que hablaba me ha hecho aprender sobre muchas cosas desde que era un niño. Y uno de los grandes intereses que he tenido ha sido la elaboración creativa con mis manos.

En 1995.

Con pocos años de edad ya estaba «inventando» en el garaje de mi padre, desmontando trastos viejos, experimentando con distintos materiales, y aprendiendo cómo funcionaba cada herramienta.

En el colegio se me daba bien el dibujo, y en el instituto destacaba en las clases de tecnología e informática. Aunque suene extraño, recuerdo que en ocasiones eran los profesores los que me preguntaban sobre tal o cual cosa.

Siempre necesité de la motivación para ser «eficiente». Si no estaba motivado, el tedio me hacía abandonar lo que fuera sin importarme mucho las consecuencias. Pero con motivación, me obsesionaba sin importar el tiempo ni el esfuerzo que tuviera que invertir hasta alcanzar mis intereses.

Grabando con Canal Historia. 2018.

Eso hizo que abandonara los estudios «oficiales» pronto y buscara mi propio camino para dedicarme a aquello que me llenara. Por supuesto no fué fácil, y como cabría esperar tuve que asumir sacrificios o contentarme con lo que había en algunas ocasiones, pero sin perder de vista mis motivaciones y mis metas.

Y que abandonara los estudios oficiales no significa que no haya estudiado. De hecho, fui a escuelas de bellas artes, informática, artesanía… y con los años he tenido la suerte de aprender con grandes maestros que han tenido a bien compartir conmigo sus conocimientos. Por supuesto, hoy sigo estudiando y aprendiendo constantemente de manera autodidacta y con formaciones online. (Ya sabes… lo de tener que saciar mi insaciable curiosidad.)

Hoy en día soy de los afortunados de pueden tener un trabajo que les gusta. Aunque tengo el punto de inconformismo sano como para saber que todo puede mejorar, y siempre ha de haber una meta realista por delante para seguir caminando, creciendo, y aprendiendo.

¡Y espero ayudarte a hacerlo a ti también! 😉

«Interconectando» conocimientos.

Aunque no soy un gran dibujante, tener ciertas bases me ha sido de gran ayuda para diseñar y aplicarlo a multitud de técnicas. Por ejemplo, en 2009 recibí clases de tatuaje y me saqué el título higiénico sanitario por la Escuela de Enfermería de Valencia, lo que me permitió experimentar una bella disciplina artística durante años con familiares y amigos, practicar mi pulso y mi paciencia, y comprender la necesidad de adaptar los diseños a las limitaciones y ventajas de la técnica.

Cuando uno aprende muchas cosas, se da cuenta de que con frecuencia puede «mezclar» esos conocimientos, y que lo que aprendiste ayer sobre tal tema, hoy te puede venir bien en ésta otra área que en principio parecía totalmente diferente.

Otros intereses y aficiones

Fotografía

Tanto tiempo usando cámaras como herramienta de trabajo me ha hecho enamorarme de ellas. Disfruto especialmente la magia de la fotografía analógica; incluyendo el revelado, la colección, y restauración de cámaras antiguas.

Informática

Desde que toqué mi primer ordenador Amstrad CPC 464, con unos 7 años de edad, he mantenido una estrecha amistad con éstas mágicas herramientas de hoy en día. Me encanta tanto la parte de Software como de Hardware.

Cocina

Otra de mis grandes aficiones de toda la vida, el arte culinario. Soy de los que disfrutan enormemente en la cocina elaborando recetas, y también sentado en la mesa degustando los sabores y aromas junto a un buen vino tinto.

Conocer

Pero sin duda, la mayor de mis aficiones es conocer. Buscar y alimentar el entusiasmo hace que tenga muchos más intereses que los que he compartido contigo aquí. Mantener despierto al niño interior, ese es mi mayor interés.

Otros intereses y aficiones

Fotografía

Tanto tiempo usando cámaras como herramienta de trabajo me ha hecho enamorarme de ellas. Disfruto especialmente la magia de la fotografía analógica; incluyendo el revelado, la colección, y restauración de cámaras antiguas.

Informática

Desde que toqué mi primer ordenador Amstrad CPC 464, con unos 7 años de edad, he mantenido una estrecha amistad con éstas mágicas herramientas de hoy en día. Me encanta tanto la parte de Software como de Hardware.

Cocina

Otra de mis grandes aficiones de toda la vida, el arte culinario. Soy de los que disfrutan enormemente en la cocina elaborando recetas, y también sentado en la mesa degustando los sabores y aromas junto a un buen vino tinto.

Conocer

Pero sin duda, la mayor de mis aficiones es conocer. Buscar y alimentar el entusiasmo hace que tenga muchos más intereses que los que he compartido contigo aquí. Mantener despierto al niño interior, ese es mi mayor interés.

Ir arriba